Tel. 93 264 96 00 | Contáctenos

Blog HV Asesores. Líder entre las Asesorías Barcelona.

El despido procedente

¿Cuándo se considera despido procedente o improcedente?

Hablamos de despido procedente, cuando se considera que han quedado acreditadas las causas alegadas por el empresario para el despido disciplinario del trabajador o la certeza de las causas objetivas que motivan el mismo y, deberá ser el trabajador quien demuestre que es improcedente. (artículo 53.4 Estatuto de los trabajadores).

En el caso de no quedar acreditada la causa del despido, se considerá despido improcedente.

¿Cómo se lleva a cabo el despido?

Preaviso y carta. La decisión de despido la toma el empresario de forma unilateral, por lo que es necesario realizar una comunicación efectiva. Esto se conoce como carta de despido, en la que debe constar: si se trata de un despido objetivo o disciplinario, el motivo, y la fecha en la que es efectivo. 

Una vez recibida la carta, el trabajador puede reclamar ante un tribunal la decisión de despido, pasando antes por lo órganos de conciliación laboral, sin necesidad de llegar a instancias judiciales. En función de la reclamación, tendrá derecho a un tipo de indemnización u otra, corresponiendo 33 días por año (varía en función de la fecha de contratación o convenio colectivo), sin tener derecho a indeminzación en caso de despido disciplinario. 

Causas del despido disciplinario para que pueda ser considerado procedente o no

- Despido procedente por causas disciplinarias

Pueden alegarse faltas de asistencias, puntualidad, indisciplina, desobediencia, ofensas, ruptura de la buena fe contractual, disminución continuada y voluntaria del rendimiento, acoso y discriminación, embriaguez habitual o toxicomanía. 

- Despido objetivo por causas económicas

Este motivo puede ser alegado si a lo largo de los tres trimestres seguidos los ingresos ordinarios o las ventas resultan inferiores al nivel  de ventas o ingresos de los mismos trimestres del año anterior. Las pérdidas pueden ser actuales o previstas en un futuro.

- Despido objetivo causas técnicas, organizativas o de producción

Debido a los cambios que relice la empresa, la bajada de demanda de productos o servicios o reorganizaciones pendientes. En este caso es indiferente que el restultado de tales cambios dé lugar a un despido individual o colectivo.

- Despido objetivo por ineptitud del trabajador

Se entiende que es una ineptitud que se conoce después de la incorporación del trabajador a la empresa (por ejemplo, en la puesta a práctica de la aptitud inexistente), si es anterior no se consideraría despido procedente. 

- Despido objetivo por falta de adaptación a las modificaciones técnicas de su puesto de trabajo

En el caso que se produzcan cambios técnicos o se introduzcan nuevas herramientas para llevar a cabo las tareas de un puesto de trabajo y el trabajador no se adapta a dichos cambios, la empresa puede alegar como causa del despido objetivo la falta de adaptación del empleado. 

Para ello, es imprescindbile haber realizado un curso de formación para aprender el manejo de las nuevas herramientas, así como pasar el periodo de la curva de apredizaje que lleve al empleado a lograr la adapatación necesaria para mejorar su productividad con dichas herramientas. 

 

La principal diferencia entre un despido objetivo o improcedente es, en el caso del objetivo son 20 días por año con un máximo de 12 mensualidades, en cambio, en el improcedente son 30 o 45 días por año, según contrato. 

 

Consúltenos sus dudass

paco2015

Francisco Vázquez

Gerente HV Asesores

Graduado Social - Corredor de seguros - Auditor Socio-Laboral Vocal de CEAL - API

Fuente: http://blog.sage.es/

 

 

ceal hv asesorescentro pae creacion empresas 48 horas barcelona hospitalet llobregatcolegio mediadores de seguro de abarcelonailustre colegio graduados sociales barcelona

Oficinas Barcelona.Passeig de Gràcia, 87  6ª Planta08008 - Barcelona.

Oficinas L'Hospitalet de Llobregat.Av. Mare de Deu de Bellvitge 222,08907 - L'Hospitalet de Llobregat.